ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 21 de julio de 2015

SATISFACER MI DESCONFIANZA Y CURIOSIDAD



A veces queremos y exigimos pruebas que están más apoyadas en la curiosidad o la desconfianza. No es que no creamos, sino que queremos creer según nuestras seguridades y apetencias. Al menos esa es mi pobre experiencia. 

Aquellos fariseos están saciados de pruebas y testimonio. La vida de Jesús en su paso por la tierra bajo la naturaleza humana era fecunda en manifestarse y proclamar lo que pensaba. Había sido enviado por el Padre para proclamar la Noticia de Salvación. Y Él era fiel a la Voluntad de su Padre. ¿Que otra cosa iba a hacer? La estaba haciendo instantáneamente a cada instante, valga la redundancia, de su vida. Todos sus gestos señalaban que el hombre, por el Amor del Padre, estaba salvado.

Pero había una condición, el hombre era libre, y el Padre no quería presionar ni forzar esa libertad. Debería ser aceptada y asumida desde la libre elección como persona libre que es. Por lo tanto, tu Padre Dios cuenta con tu elección. Y eso nos lo dijo por activa y pasiva Jesús, el Mesías enviado para rescatarnos y ofrecernos, de parte del Padre, la Salvación.

Sin embargo, todavía se atrevían a pedir un nuevo signo. ¿Acaso tienen derecho a exigir? Quizás piensan que no basta con la Palabra y las obras que Jesús creyó conveniente, y en su momento, realizar en beneficio del hombre, sino las que ellos exijan y quieren ver. Un Dios que lo sometemos a nuestro caprichos y a nuestras apetencias y curiosidades, ¿realmente es un Dios? Supongo que no, y no podía ser de otra manera la respuesta de Jesús: ¡Generación malvada y adúltera! Una señal pide, y no se le dará otra señal que la señal del profeta Jonás.

Lo lógico y natural es que sea el Señor quien dirija el juego. Es Él quien nos salva y es de justicia que sea Él quien presente los signos necesarios para su revelación. Es Él quien ofrece la salvación y Él manifestará lo necesario. A nosotros nos corresponderá creerlo. Y somos libres para hacerlo.

Danos, Señor, la sabiduría y la luz necesaria para, abriéndonos a tu Palabra, aceptar tus obras como signos donde se apoye y sustente nuestra fe. Amén.

No hay comentarios: