lunes, 20 de julio de 2015

TU PALABRA ES MI SIGNO SEÑOR



Me basta tu Palabra y tu Resurrección. En muchos momentos defiendo tu Resurrección porque nade puede decir lo contrario. Sí, pueden negarla, rechazarla o no creerla, pero nunca demostrar que Tú, mi Señor, no has vencido la muerte y has Resucitado. ¡Nunca lo podrán demostrar!

Y yo creo en tu Palabra, porque el testimonio de los apóstoles no da lugar a duda, pues todos ellos han dado la vida por Ti. Sería de tonto pensar que estaban locos, pues son muchos incluyendo a todos los mártires que, siguiendo tu Palabra, han entregado su vida por ella. ¿Se puede aportar más y mejor testimonio?

¿Y la Iglesia? Ha seguido fiel a tu Palabra con el Papa, seguidores directos de Pedro, a la cabeza, y sin apartarse, a pesar de las dificultades, los obstáculos, persecuciones y debilidades de sus miembros. Sigue firme sin pestañear, porque no es ella la que se sostiene, sino que está sostenida y dirigida por el Espíritu Santo. Y los poderes del Infierno no prevalecerán contra ella.

Por eso, Señor, te doy las gracias por esa pequeña fe que tengo, y te pido me la aumentes para responderte con más fidelidad y entrega. Gracias por abrirme a tu Palabra y acogerla, porque experimento que, por tu Gracia, mi corazón siente gozo, felicidad y alegría en recibirla y esforzarme en vivirla.

Te pido, unidos a todos los que pasan y rezan en este humilde blog, Rincón para orar, enlazado a Blogueros con el Papa, que nos des el don de la fe y la capacidad de proclamar junto al Papa tu Palabra. Para ello nos ponemos en Manos del Espíritu Santo y le pedimos paz, sabiduría y fortaleza. Amén.