ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 27 de abril de 2012

COMULGAR CON JESÚS


Entendemos por comulgar el sentirnos identificados con una persona y pensar y actuar como ella. En este caso, comulgar, es decir, comer el Cuerpo y la Sangre de Jesús, es sentirnos totalmente identificados con Él, y tratar de vivir y actuar según su estilo de vida.

Es una contradicción comulgar y vivir nuestra vida, no su vida. Es una mentira estar de acuerdo con Jesús y luego vivir y actuar según mi propio acuerdo. A nadie se le esconde esa mentira, pero sabemos que la llevamos dentro, porque nuestra carne es débil y pecadora.

Y esa es la primera comunión que debemos tener presente. Jesús sabe de nuestra condición débil y frágil. Y, sabiendo eso, confía en nosotros y muere por nosotros. Por lo tanto, solo nos pide nuestra confianza, nuestro tesón y perseverancia, nuestra fe y entrega. Lo demás lo irá poniendo Él si lo cree conveniente y necesario.

A nosotros solo nos toca seguirle, no sin el esfuerzo y la lucha diaria, pero siempre entregados a Él, sin ninguna condición. Esforzándonos en serles fieles, en vivir su mismo estilo de vida, y sabiendo que Él solo nos pide que pongamos en sus Manos nuestra debilidad y fracasos. Ya sabrá Él que hacer con ellos.

Pidámosle esa gracia, de no apartarnos de Él, de seguirle a pesar de nuestros errores, debilidades, fracasos, tropiezos, caídas... Él no las rechazará, porque murió por ellas, por nuestros pecados. Solo las transformará en buenas obras, por amor, y nos elevará a la eternidad. Amén.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No vivir a nuestra manera sino a la unica manera a la manera de Jesus esto es comulgar con el a veces muy dificil porque somos pecadores , nuestras miserias y debilidades no hacen caer pero seguir este camino de santidad a tu lado Señor ser fieles a tu amor redentor danos la gracia para seguirte eternamente!!amen!!