ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 20 de abril de 2012

LA MEJOR ORACIÓN


Así le dijo a la samaritana, ¡si tú conocieras quién te pide de beber, le pedirías..." Porque el agua que da Jesús es el agua que salta a la Vida Eterna.

Sólo Él es el verdadero tesoro que todos buscamos, y lo tenemos tan cerca que nos cegamos buscando en otros lugares. Porque Jesús está siempre a tu lado, pero visible, en carne y alma, delante de ti. No tienes ni siquieras que moverte, está junto a tu cama, a tu mesa, en tu casa, en tu mujer o marido, en tus hijos, en tu familia, trabajo, amigos...etc.

Porque cada momento que vives con ellos lo estás viviendo con Jesús. Y nuestra mejor oración será la que hagamos con cada uno de ellos. ¿Cómo? Tratando de hacerles la vida agradable desde la verdad y el amor. Esforzándonos en comprenderlos, en ser paciente con sus debilidades y apegos, siendo tolerantes y esperando los momentos oportunos...

Aguantando con espacios de silencio, de decisiones compartidas, de asentimientos de esperanza, de dejarlo todo en Manos del Espíritu antes que alejarlos y distanciarlos de nuestro amor. No hay mejor manera de orar, y esa es la que invito a, todos juntos, elevarla al cielo para que, abandonados en el Espíritu Santo, seamos capaces de seguir sus impulsos. Amén.

No hay comentarios: