ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 28 de mayo de 2014

SEÑOR, DAME TU GRACIA PARA ABRIR MI CORAZÓN A TU ESPÍRITU



Es fácil decir que creo y recibo tu Espíritu, pero todo queda en media mentira si mi vida no responde a los impulsos del Espíritu. Porque recibir al Espíritu es dejar tu propia vida y vivir la que te marque el Espíritu. Y eso no es fácil. No sólo en cuanto se refiere a las obras, sino en cuanto a saber y entender qué obras y qué caminos tomar.

Porque la pregunta que surge es, ¿qué hago y por donde voy? Experimentamos que no sabemos y que nos cuesta mucho esfuerzo entender. Y, valga la redundancia, entendemos que necesitamos el concurso del Espíritu Santo para poder ir comprendiendo los caminos y las obras que el Señor quiere de cada uno de nosotros.

Hoy nos lo dice el Señor: «Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. Está claro, será el Espíritu quien nos guíe, nos revele el camino y los pasos a seguir, pero para eso tendremos que estar muy atentos y abierto el corazón.

Es el Espíritu de Jesús Resucitado, en el Espíritu Santo, quien guia a su Iglesia y a sus miembros en la medida que dispongamos nuestros corazones a su acción. Amén.


No hay comentarios: