martes, 6 de mayo de 2014

ALIMENTO ETERNO



Hoy está muy extendido el cuidarse. Siempre lo ha estado, pero quizás hoy, en la medida que avanza la ciencia, la salud cobra mayor importancia debido a los conocimientos que se tienen de ella. Un vida sana pasa por una buena alimentación hasta el punto de afirmar que el secreto de la salud consiste en saber comer tanto en cantidad como en calidad.

Desde otros lugares, donde se pasa verdadera hambre, no se entiende como en muchos países se pague por conseguir dietas donde se coma poco o solamente lo adecuado. Es la paradoja y contradicción que presenta el mundo. Unos mueren por no tener que comer y otros eligen que comer.

El hambre es uno de los problemas más grande que tiene nuestro mundo. Un problema que tiene soluciones pero que lo impide el egoísmo del hombre, enfermo por el pecado. Enfermo en la medida que busca llenar sus graneros particulares para darse la gran vida sin pensar en los demás. Ignora que esa misma noche será llamado a dar razones de su desamor y descompromiso con los demás.

No es lo más importante el alimento material, pues ese, a pesar de que tengas mucho no aumentará tu vida ni un segundo más del momento de tu hora. Busca el alimento verdadero, Jesús, que aunque pases por la muerte de este mundo, resucitarás a la vida eterna.

Es Jesús el único y verdadero alimento que nos da la Vida Eterna. Te pedimos Señor que nos des la sabiduría de saber alimentarnos de verdadero alimento que nos da la Felicidad y Vida Eterna.

No hay comentarios: