ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

jueves, 15 de mayo de 2014

DIFICILMENTE COMPRENDEMOS ESTA CLASE DE AMOR



Se hace difícil comprender este gesto hermoso de Jesús. Nos cuesta doblar nuestro orgullo y suficiencia ante la sencillez, ignorancia o debilidad del otro. Es difícil y hasta imposible, diría, para nosotros amar al que consideramos inferior y menos que nosotros. No podemos y eso nos debe servir para experimentar la necesidad que tenemos de rezar y de dejar entrar al Espíritu Santo dentro de nuestro corazón.

No somos capaces de servir sin pedir nada a cambio. Nuestros favores son guardados para cuando la necesidad nos apremie y nos exige sacarlos a cuenta. Pedimos con la exigencia de ser correspondidos y, de no ser así, nos descubrimos engañados u ofendidos, guardando esa ofensa para utilizarla como venganza en la primera ocasión presentada.

Jesús nos presenta la actitud y el ejemplo a seguir, y nos previene de la dicha de cumplirlo. Sabe también, no se va a engañar, de nuestras debilidades, pero nos brinda su apoyo y ayuda. Y esa es nuestra esperanza. Estaríamos perdidos si confiamos en nosotros, pero en Él estamos redimidos y salvados. 

Gracias Señor por tu gran Misericordia y por tu Amor. En esa esperanza encuentro fuerza para la lucha de cada día y para el esfuerzo de abajarme a lavar los pies a mis hermanos. Amén.

No hay comentarios: