sábado, 3 de mayo de 2014

PEDIR LO QUE VERDADERAMENTE NECESITAMOS PARA SALVARNOS



A la hora de acudir a unas rebajas compramos más de lo que necesitamos. A veces salen caras, porque gastamos más en cosas que, si están bien, no las necesitamos y luego se pudren en los roperos. En muchas ocasiones terminan en caritas aunque de forma indirecta y sin esa intención. Sería bueno aprovechar esas ocasiones para pensar más en los que verdaderamente necesitan cosas para ser bien utilizadas.

De la misma forma, pedimos cosas que no son las prioritarias o que nos priven de sacrificios y renuncias que nos vendrían bien como ejercicio, al igual que hacemos para cuidar nuestro cuerpo con las dietas o con ejercicios físicos. Y es que no sabemos pedir, o al menos no pedimos lo que verdaderamente nos vendría bien. Ocurre también que no sabemos bien qué nos viene bien.

Danos Señor el don de saber pedir y de dejarnos regalar de tu verdadero y único Amor aquellas cosas que Tú nos das y son las que realmente nos viene bien y nos hace bien. Bien que significa salvación eterna y que es lo único y verdaderamente importante. Todo lo demás, aunque en algunos momentos de nuestra vida sean necesarios, son caducos y pasa, más tu Palabra y tu Vida Señor nunca pasa y es eterna.

Abre mi corazón Señor y llena mi boca de palabras que pidan encontrar el único y buen camino que conduce a tu morada y que nos mantenga toda la vida eternamente junto al Padre. Amén.

No hay comentarios: