ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 14 de enero de 2013

´¡BAUTÍZAME, SEÑOR!

 ¿Qué Es El Bautismo En El Espíritu Santo?

No quiero ir yo solo a la batalla de cada día. En esas condiciones tendré siempre las de perder. El demonio es más fuerte que yo, y las tentaciones de su mundo me seducen y me pueden. ¡No, Dios mío!, solo perderé la batalla. Supongo que Tú, Señor, ya lo sabes, y por eso me envías al Espíritu Santo. Tu Hijo Jesús nos lo ha prometido, porque sabe de nuestras debilidades y pecados.

Quiero ser bautizado para recibir el Espíritu Santo. Ese Espíritu Santo que Tú me prometes, Señor, y que me ayudará a combatir en la batalla de cada día. Con Él el panorama cambia totalmente. Ahora si me siento fuerte y capaz de ganarle al demonio porque el Espíritu me fortalece, me llena de sabiduría y de gracia para salir victorioso.

Ven Espíritu Santo e ilumíname, y lléname de la Vida de la Gracia para vencer a este mundo que me tienta y amenaza con sus ofertas y sus comodidades. Ven y haz que mi corazón sea dócil a tu Espíritu para que me alumbre y descubra en mí tu gozo y tu dicha, y tenga el suficiente coraje y fortaleza de renunciar a mi propio egoísmo, para ponerme en servicio a los demás.

Ayúdame a descubrir que tu Reino está ya conmigo, vive dentro de mi corazón y renace a cada instante que soy capaz de amar, de olvidarme de mí para darme a los demás. Un Reino que empezó con mi Bautismo y terminará el día que sea llamado a tu presencia. Dame, Dios mío, la fortaleza de perseverar y dejar, con la asistencia del Espíritu, que tu Reino florezca en mi corazón. Amén.

No hay comentarios: