ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 18 de enero de 2013

NO ENTIENDO POR MÁS QUE TRATO




¿Cuál es la prisa, mi Jesús, cuál es la prisa??

 Mi Jesús adorado,  hoy participe de la Santa Misa, llevándome una penosa sorpresa. Desde el inicio hasta el final, la Santa Misa se celebro en una carrera.
Es curioso la causa y el efecto… el celebrante, muy de Dios, iba corriendo,  y los participantes, que éramos todos, respondían con la misma prisa… me perdí… no  pude saborear la Santa Misa. Me quede sin subir y participar de la carrera… trate de contestar, por lo bajo, despacio y quedaba muy atrás…

Decidme, amado mío, ¿cuál es la prisa? ¿Acaso Tú no eres dueño del tiempo?  ¿No puedes hacer que le dé suficiente tiempo al celebrante de darla a tu gusto, y llegar a tiempo a lo que fuere motivo de la prisa? 
Las veces que he asistido a esta Santa Misa, que no son muchas, gracias a Dios,  he notado la prisa del celebrante pero como hoy, nunca.

¿Será porque son misas diarias?  ¿Sera que es la misa para  los que salen corriendo a trabajar, viene diariamente, porque desean participar de la santa misa, pero tiene el tiempo contado para llegar a sus trabajos sin llamar la atención de sus jefes? 
Debe ser eso, y el celebrante que conoce a sus fieles les quiere ayudar… pero aun así sigo sin entender… ¿Por qué la prisa? Si Tu, Amado mío, puedes ayudar a todos, si así lo deseas…basta que lo quieras para que todos puedan vivir la misa sin prisa, saboreándola y luego llegar a sus trabajos sin ninguna dificultad… porque para Ti, Dios mío, no hay nada imposible. El secreto es confiar como un niño en Tu querer y en Tu poder…lo demás corre por Tu cuenta… ¿verdad mi Jesús?

Desde la Soledad del Sagrario


No hay comentarios: