ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 4 de enero de 2013

SÉ QUE EXISTO, SEÑOR...


pero necesito también saber de tu existencia. Juan el Bautista lo tuvo claro, sin embargo también mando a preguntarte si eras Tú quien esperaba. Y Tú, gustado de no responder directamente, contestaste que observara que los ciegos veían, los cojos andaban y los leprosos eran sanados...

Juan entendió a la perfección y cuando llegó el momento oportuno señaló a sus discípulos que Tú eras el Mesías que había de venir. Y Andrés y el otro discípulo obedecieron y te siguieron. Y Tú, Señor les abriste tu corazón y les acogiste en tu camino. Y ellos quedaron maravillados con tu encuentro.

Un encuentro que demanda primero una búsqueda, un seguimiento, un riesgo y aventura de buscar y responder a ese deseo de felicidad y eternidad que palpita dentro de cada uno de nosotros. Quizás estemos muy distraídos con tantas luces, ruidos y ofertas que este mundo nos propone. Quizás no nos dejen pensar y nos entretengan con placeres y fiestas efímeras que siempre terminan dejándonos vacíos.

Hoy, Señor, te pedimos luz, atrevimiento, impulso irrefrenable para buscarte, para ir a tu encuentro, para experimentar tu Palabra, tu acogida, tu invitación, tu llamada, tu búsqueda y tu alimento. Como Andrés y el otro discípulo atraénos hacia Ti, respóndenos como a Juan el Bautista, y enséñanos a ver claro que Tú eres el Camino, la Verdad y la Vida, y toda esperanza que vive dentro de nosotros. Amén.

No hay comentarios: