ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 7 de abril de 2013

VER PARA CREER



Esa es la cuestión, y la que muchos de nosotros, aunque no la digamos, sí la tenemos guardada para justificar nuestra actitud incrédula a la hora de tomar decisiones que pongan en riesgo nuestra integridad física o la de nuestra familia o intereses.

Muchos argumentan que no han visto a nadie que haya vuelto a este mundo a demostrarnos lo de la resurrección. Y otros aprovechan ese refrán que les favorece su agnosticismo de "si no lo veo no lo creo". Tomás, uno de sus discípulos, también actuó de esa forma. Digamos que es una de nuestras debilidades y limitaciones. Verdaderamente, necesitamos la Gracia de Dios para creer, para tener fe.

Por eso decimos que la fe es un don de Dios, porque a pesar de tener el testimonio de la Iglesia, no creemos. Necesitamos una experiencia cercana, personal, viva, que nos haga buscar la fe como el aire para respirar. Solo así se encenderá nuestro corazón y nunca apagará su llama hasta descansar en Él. Pero no podemos esperar de brazos cruzados. Los apóstoles corrieron, arriesgaron su vida, buscaron y esperaron, y Jesús se hizo presente entre ellos.

Pidamos que nosotros también corramos, busquemos, arriesguemos y esperemos encontrarla confiados en que el Espíritu Santo nos dará la sabiduría, la fortaleza y el entendimiento para experimentar la presencia de Jesús entre nosotros.

Señor, hazte presente en mi vida y no dejes que me pierda en la oscuridad de las tribulaciones y las tentaciones de este mundo. Dame la fe de buscar, como la cierva busca agua para beber, el manantial de tu Gracia que salta hasta la Vida Eterna. Amén.

No hay comentarios: