ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 17 de junio de 2013

CAMBIA MIS CRITERIOS POR LOS TUYOS, SEÑOR



Mis criterios no son los tuyos, Señor. Yo pienso como todos los hombres, según me dan, doy, y según me hacen, hago. De tal forma que, cuando alguien me la hace, me la paga. La ley de dar y recibir sigue vigente en mi corazón y sin Ti no puedo transformarla.

Cuando doy, sin darme cuenta, espero recibir. Y cuando me lastiman o perjudican, también sin darme cuenta, deseo y espero vengarme. Sin embargo, Tú me dices y enseñas lo contrario. Según Tú, no debo vengarme, sino en lugar de la venganza poner amor. El amor lo puede todo, y aunque a primera vista resulta contradictorio e inútil, pronto experimentamos que solo con amor podemos arreglar las cosas.

Y eso es lo que te pido, Dios mío: dame la Gracia de saber dejarme guiar por tu Espíritu para donde hay odio y venganza, mi actuar y proceder ponga paz y amor. Transforma mi corazón apegado a los apegos y la justicia según la ley, a un corazón desprendido y misericordioso según tu amor. Sé que sin tu Gracia no lo puedo lograr, pero también sé que Tú estás dispuesto a transformarme si yo me dejo y confío en Ti.

Y yo creo y confío en Ti, Señor, y espero pacientemente que tu Espíritu haga ese milagro de convertir mi corazón pobre y caduco, en un corazón amoroso y dispuesto a perdonar. Amén.

No hay comentarios: