ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 3 de diciembre de 2012

AUMENTA MI FE, SEÑOR

  Comienza el año de la fe: "Señor aumenta nuestra fe"

Porque la fe no es cosa de un momento, ni tampoco algo que se tiene y se guarda o se encuentra y se coge. ¡No!, la fe es la confianza que se gana día a día y se va amasando en la propia vida. La fe es la confianza que que hoy pones en ese Jesús que te habla, pero que necesitas también ponerla mañana para que no disminuya ni se pierda.

La fe es la consecuencia de compartir con otros tu seguimiento a Jesús, apoyándote y dándote en el Espíritu Santo al servicio de la comunidad. Porque cuando la compartes, se fortalece y crece en tu interior por obra de la Gracia.

La fe es el resultado del trato a diario con una persona. En este caso con Jesús, y de ese trato se genera esa confianza que termina en fe. La fe es algo que está por encima de nosotros y que nosotros mismos no podemos alcanzar. Sin lugar a duda, tenemos que buscarla y esforzarnos en comprenderla, pero por nosotros mismos nos será imposible conseguirla.

La fe es un don de Dios, un regalo que nos da el Señor a nuestra disponibilidad y búsqueda necesitada de ponernos en sus Manos. Sí, la necesitamos y la buscamos, pero es Dios quien nos la da en última instancias cuando lo buscamos, pues es Él quien nos busca primero.

Pidamos al Padre, por intercesión de su Hijo Jesús, que nos aumente nuestra fe y nos la fortalezca hasta el punto de que podamos vencer todos aquellos obstáculos que nos impiden mantenernos firmes en el seguimiento a su Hijo Jesús.

No hay comentarios: