ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

viernes, 12 de octubre de 2012

SI NO AMO NADA SOY...

 (Lc. 11,27-28). Es como decir: ¡Viva tu madre! Pero resulta que el

porque de qué me vale hablar contigo, decirte cosas bonitas, ofrecerte muchas oraciones, susurrarte al oído y prometerte amor si no miro para el que tengo al lado y no procuro verte a Ti en él. ¿Qué pretendo? ¿Engañarte?

Pobre de mí si eso, a pesar de no darme cuenta, es lo que estoy haciendo. Porque lo importante es quererte diciéndotelo en el hermano. Aquel hermano o hermana que se concreta en mi mujer, en mis hijos, en mis hermanos, en mi familia; aquel hermano/a que se concreta en los compañeros del trabajo, de la diversión, de la comunidad eclesial...

¡Claro!, eso yo solo no puedo conseguirlo. Para eso necesito tu ayuda y por eso necesito pedir. Pedírtelo hasta suplicarte que me des la Gracia de poder convertir mi corazón para amar de esa forma y a esas personas que se entre mezclan en mi vida. Quiero ser inoportuno por mi insistencia, Señor, y cansarte de tanta súplica.

Dame, Señor, la luz que alumbre a los que viven y se acercan a mi vida. Hazme bombilla que siempre esté encendida y de calor y que los que se arriman buscándola te vena a Ti y no perciban mi persona. Amén.

1 comentario:

Sacramento Rosales dijo...

Pues sí Salvador, si no hay caridad, no hay nada que hacer.
Un abrazo.