ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 26 de noviembre de 2012

CUANDO LAS PALABRAS...

 Canción: Enséñame a orar. Hermosa y profunda canción de la hermana


no expresan lo que el corazón clama te quedas en silencio y sin saber que decir. Nos suele ocurrir muchas veces, Señor, y no sabemos, al menos esa es mi experiencia, que hacer ni cómo reaccionar. Y lo malo es que no tengamos la confianza de confiar y esperar a tu Bondad y Misericordia.

Y esa desconfianza o desesperación nos empuje a alejarnos de Ti. Danos la sabiduría de no despreciarnos o desvalorarnos. Enséñanos a saber descubrir nuestra autoestima y a reconocernos tal y como Tú nos has hecho, y a recibir con alegría y conformidad lo que Tú nos has dado.

Y eso, simplemente eso, lo que hemos recibido de Ti, ponerlo al servicio de los demás. Tal y como Tú te has puesto en tu Hijo Jesús a nuestro servicio por Amor. Enséñame, Señor, a humillarme hasta estar dispuesto a lavar los pies a todos aquellos que la vida me pone en mi vida. 

Y también a no pedir más, sino simplemente tomar y poner a total rendimiento lo que Tú has querido poner en mi corazón, esa capacidad de amar y nada más. Esos dos reales que Tú has querido que los ponga a disposición de mis hermanos. Enséñame, Señor, porque yo solo no sabré hacerlo.

No hay comentarios: