ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 20 de noviembre de 2012

¿ESTOY SEGURO QUE NO ME ESCONDO?

 Según la enseñanza de los rabinos en el tiempo de Jesús, ...

Porque ocurre que hay muchas maneras de sentirse perseguido, y también muchas maneras de huir. Supongo que me escondo cuando huyo de mis responsabilidades y también cuando me dejo arrastrar por mis comodidades y apetencias. Sí, es una manera de sentirse perseguido, pero una persecución interna quizás más dura y peligrosa que las externas.

Zaqueo al parecer la superó, porque saltó por encima del que dirán de sus paisanos, amigos y enemigos, y venciendo la timidez o cualquier otro complejo que le perseguía soltó su curiosidad para moverse, buscar y ver a Jesús. Porque no se puede hablar de Jesús sin conocerle, y de bobo sería negarlo sin apenas saber nada de Él. 

Vale la pena conocer a Jesús, enterarse de su actitud ante la vida, ante la justicia, ante los hombres. Saber qué piensa y sobre todo qué hace. Sin ese conocimiento no se puede hablar, y sobre todo mal de Él. Por eso, creo que Zaqueo fue muy inteligente, más que como recaudador y avispado para ganar dinero. Supo buscar, conocer y, por supuesto, encontrar el  verdadero Tesoro que es conocer a Jesús.

Por eso, Señor, solo te pido que me des la sabiduría como Zaqueo y otros que, movidos por tus obras y tus enseñanzas, saltaron como Bartimeo para buscarte en el camino. Dios mío, alumbra mi vida y mis actos para que antes de apartarme de Ti y de serte indiferente, mi vida se apague. Amén.

No hay comentarios: