ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 7 de enero de 2014

NO ES CUESTIÓN DE ENFRENTAMIENTOS



No es el estilo de Jesús, por eso nos propone amar. No significa eso que no alcemos la voz y digamos y hasta gritemos en denuncia lo que está mal y es injusto, pero siempre sin violencia ni resistencia a la lucha y enfrentamientos. El amor no se enfrenta sino se abre a la paz y a la libertad.

Por eso es cuestionable la protesta y las exigencias de libertad en plan de fuerza y de imposición. Claro es que el amor es una oferta y proyecto libre, y nunca se impone sino se propone. Quizás por eso Jesús, al oír que Juan Bautista fue encarcelado, no hizo propuesta de fuerza, ni exigencia de libertad, sino que dejó que el amor fuese acogido libremente, y desde la libertad y el respeto la justicia sea establecida.

Esta reflexión al hilo del Evangelio de hoy es mi pobre oferta al Espíritu Santo, y mi propuesta de que sea iluminada por su acción y asistencia. 

Ven Espíritu Santo y enciende en mí la llama de tu amor,
 envía, Señor tu Espíritu y se renovará
 la faz de la tierra.

¡Oh Dios que ilumina los corazones de tus hijos
con la luz del Espíritu Santo, haznos dóciles a
tu Espíritu, para gustar siempre el bien 
y gozar de tu consuelo!

Por Jesucristo, nuestro Señor, que vive
y reina contigo, en la unidad
del Espíritu Santo. Amén.

Se nos hace difícil ponernos en manos del Espíritu, pero quizás sea ese el pecado o la falta de confianza que necesitamos para dejar que el Espíritu Santo guíe verdaderamente la Iglesia. Y quizás no evangelizamos como debiéramos por eso. ¿Será esa el camino para la nueva evangelización?

1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias por que he llegado a esta pagina, padre tu sabes que la estoy necesitando , con urgencia quiero un domingo en paz juntos a todos y te pido también por mi esposo y mi hijo si los he herido que me puedan perdonar , te ruego que me hagas decir palabras que podamos recuperar la paz, gracias jesus ,también tu maria acompañame en esta situacion