ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 12 de enero de 2014

¿QUÉ MÁS PUEDO PEDIRTE?



Toda mi vida pidiendo, suplicando y quizás exigiendo felicidad. ¿Quién soy para pedir bienestar y felicidad? ¿Qué Dios me haya puesto aquí no significa que tenga que mantenerme y darme todos mis caprichos y deseos? ¿Es qué no me basta con la vida y todo lo que nos rodea para satisfacer nuestras necesidades? ¿Y nuestra inteligencia, que por ella dominamos a todo ser viviente?

¿Tiene el Señor culpa de nuestro egoísmo y de someternos unos a los otros? ¿Tiene el Señor culpa de lo mal que administramos todo lo que Él nos ha dejado? Un termómetro que nos puede servir de guía es el ver como administramos nuestros propios países, y lo bien que lo hacen nuestros políticos. Lo mal administrado, y hasta el hambre que pasan muchos en estos momentos es culpa directa de esos señores gobernantes.

Pero nosotros no sabemos más que pedir y muy poco aceptar. En lugar de esforzarnos en ser más complacientes y agradecidos con tanta gracia que hemos recibido del Padre Dios. Hoy el Evangelio, su Palabra, nos relata como el Señor, el Hijo de Dios, se Bautiza para que nosotros podamos seguirle en ese Bautismo. Santifica las aguas y nos da su Espíritu para que nosotros de igual manera podamos seguirle e imitarle en el Amor.

Señor Jesús, infunde en nosotros la fuerza de tu Santo Espíritu y abre nuestra pobre cabeza para que podamos entenderte y comprender todo el amor que nos da y  por el que buscas nuestro bien y nuestra felicidad.

Experimentar que las contrariedades y sufrimientos que tendremos que padecer, y sabemos que llegaran, son peldaños para afirmarnos en la fe y obediencia en Jesús, hacen el mayor regalo que podamos recibir de nuestro Padre Dios. 

Porque la fe es fe cuando la adversidad señala lo contrario.

No hay comentarios: