ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 21 de enero de 2014

TAMBIÉN NOSOTROS NO SOMETEMOS



Ahora no es que el sábado se respete y no se trabaje, sino que es fiesta para unos y trabajo para otros. Y los que descansan aprovechan para hacer otros trabajos. Pero no es esa la diferencia importante con respecto a la época de Jesús, sino que ahora se trabaja incluso el domingo. No se respeta el día del Señor.

Cada año es peor. Ya se abre y trabaja los domingos y las familias no tienen tiempo para celebrar el día del Señor. Las costumbres ahora las dominan los nuevos sacerdotes y fariseos, la economía y los intereses y beneficios del trabajo. El hombre se siente sometido a trabajar o a quedarse sin trabajo. La esclavitud sigue imperando aunque disfrazada de libertad u otros disfraces.

Hoy tenemos que decir que no está el hombre para el trabajo y la economía, sino al revés. Es el trabajo y la economía las que deben estar en función del bien del hombre. Experimentamos que todo sigue igual o peor. 

Por eso, sintiéndonos unidos en la misma fe, elevamos nuestras oraciones al Padre para pedirle que derrame luz sobre los hombres y los ilumine a fin de que descubran que todo, incluso el trabajo y la economía, debe estar en función del hombre y para el hombre.

No hay comentarios: