ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

sábado, 19 de julio de 2014

NO, SEÑOR, MIS DERECHOS, SINO LOS QUE TÚ NOS HAS DADO DE PARTE DE TU PADRE



No se trata Señor de lo que a mí me convenga, ni menos de lo que a mí me parezca, porque yo soy egoísta, pecador, y, porbablemente, barreré para mi casa infringiendo los derechos de los demás. Se trata de que vivamos en los derechos y justicia que Tú nos has traído de parte de tu Padre. Porque eso, aunque nosotros no lo comprendamos, son los verdaderos derechos y la verdadera justicia que nos conviene.

Sólo tu Palabra es perfecta, y, por consiguiente, tus derechos y justicia, proclamados a todos los hombres por Ti, son los que nos convienen y los mejores para la convivencia de todos los hombres. Gracias Señor por tu Amor, porque al darnos esos derechos y justicia nos eleva a la dignidad de hijo.

Sólo un Padre así, bueno y bondadoso, cuida de sus hijos de esa forma. Nos protege, nos defiende y nos ofrece compartir tu Gloria como hijos adoptivos hermanados, por sus méritos, a tu Hijo Único y Verdadero Jesúscristo.En Él nos hacemos coherederos de tu Gloria, Padre, por los méritos de su Cruz. Amén.