ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 1 de julio de 2014

DESPIERTA MI FE SEÑOR



Aparentemente tu duermes Señor, pero solo en apariencias, porque Tú nunca dejas de vigilar por mi seguridad y mi salvación. Quizás sea yo quien tiene mi fe dormida, y desconfío y desespero en tu presencia y poder. ¿Cómo pensar y temer que contigo y en tu presencia me puede pasar algo?

Calma Señor las tempestades de mi vida, y líbrame de los vientos que amenazan con llevarme de un lado para otro ofreciéndome tesoros y riquezas que sólo son espejismos y apariencias caducas. Y dame la sabiduría de ir siempre en tu barca, porque sólo en ella estaré seguro y salvo de las influencias demoniacas y mundanas.

Mantén despierta mi fe Señor, y, a pesar de los huracanes y tsunami que azotan mi vida, lléname de paciencia y de serenidad para saber sostenerme de tu Palabra y de tu Alimento. Que nunca deje de llamarte y de despertarte si mi barca zozobra y amenaza con hundirse, y que siempre tenga esa confianza de saber que Tú has venido, enviado de tu Padre, para calmar las tempestades y vientos de nuestras vidas.

Señor, me apunto a salir contigo desde esta orilla de mi vida hasta la orilla que Tú me quieres llevar, porque contigo Señor llegaré a cualquier lugar que Tú me propongas. Y lo que Tú propones, Señor, es lo mejor y lo que más me conviene.

No hay comentarios: