ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

sábado, 12 de julio de 2014

SIENTO MIEDO, MÁS NO QUIERO SOMETERME A ÉL








Siento miedo a perderte Señor porque soy débil y pecador. Y porque en el camino de este mundo mi propia cruz me pesa mucho y, en muchos momentos, quiero desprenderme de ella quitándomela de encima. Quizás quiero dejarte todo el peso de la carga para Ti y seguir mi camino aliviado, ligero y despreocupado. Sí, Señor, el mundo me tienta y me invita a dejarte atrás y seguirte al ritmo de mis propios egoísmos y satisfacciones.

Siento miedo porque dudo de mí mismo; siento miedo, porque no encuentro las fuerzas suficiente para las renuncias de mis pecados; siento miedo de seguir mi camino sometido y esclavizado despreciando la libertad que Tú me has dado. Sí, Señor, siento miedo de perderte y quiero decírtelo, abrazarte para que tus brazos no me suelten más.

Sé, porque me lo dices a través de tu Iglesia, que me quieres y me esperas loco de Amor. Caminas a mi lado porque hay momentos que oigo tus pasos, y que nada pasa ni se mueve sin tu presencia, mandato o permiso. Sí, Señor, lo sé, pero a pesar de eso tengo miedo.

 Por eso, hoy, postrado ante Ti, Dios mío, te pido que me llenes de valor, de fuerza y sabiduría para sentirme, ante la tribulación y el miedo, inundado de fuerza y de amor para superar las adversidades del camino. Amén.

No hay comentarios: