ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 30 de julio de 2014

UN TESORO POR HERENCIA



Nadie ha quedado desheredado, porque los que están huerfanos y excluidos también tienen escondido en lo más profundo de sus corazones la herencia de ser hijos de Dios y el tesoro de compartir su Gloria con Él, por los méritos de su Hijo Jesús.

La cuestión es descubrirlo y buscarlo porque no hay dicha mayor que encontrar el Tesoro escondido. Un Tesoro que colma todas nuestras aspiraciones y nos da la Felicidad y la Vida eterna. Sin embargo, no debemos perder de vista que buscarlo solo es misión harto difícil e imposible para nosotros, por lo que tenemos que dejarnos asistir y guiar por la acción del Espíritu Santo.

En Él y por Él descubriremos el Tesoro que esconde nuestro corazón y, una vez encontrado, dejaremos todos los demás tesoro que, siendo en apariencias hermosos, son simplemente caduco, falsos y vacíos, porque no esconden sino perdición y sin sentido. Ocurre que somos proclives a dejarnos engañar por lo fácil que no nos exige esfuerzo. Preferimos la puerta ancha y tememos pasar por la estrecha. Pero es, ciertamente la estrecha, la que nos conviene y nos señala la ruta donde se encuentra el verdadero Tesoro.

Te pedimos, Señor, que nos llenes de sabiduría y fortaleza para que, asistidos por el Espíritu Santo, sepamos en todo momento seguir los impulsos y acciones del Espíritu para encontrar ese Tesoro que Tú, Señor, nos ofrece de parte de tu Padre. 

Y, sobre todo, Señor, saber conocerlo y valorarlo, porque ocurre que lo tenemos dentro de nosotros mismos y se nos escapa a nuestra vista. Buscamos afuera lo que está dentro de nuestro corazón. Amén

No hay comentarios: