ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

jueves, 9 de febrero de 2012

DIÁLOGO CON EL ESPÍRITU SANTO

Hay una simple oración que propago mucho… especialmente cuando estaba trabajando en retiros, en charlas o simplemente en encuentros tanto de adultos como de jóvenes. Es tan fácil de hacer y da tantos buenos resultados. Vas a ver lo fácil que es.
Simplemente te sientas cómodamente, en un lugar que no hayan ruidos, que nadie te distraiga, si es posible ante el Santísimo, sino en el silencio del hogar, en la noche cuando todos descansan.  Antes invocan a la Santísima Virgen María para que ella este a tu lado. Cierra tus ojos… sin miedo alguno… Y comienza a invocar al Espíritu Santo. Lo vas a llamar dulcemente, tiernamente.  “Ven Espiritu Santo” Vuelves a repetirlo. “Ven Espiritu Santo”, lo dices 2, tres o 4 veces asi como lo sientas. 
Ven Espíritu Santo, toma mi mente… ven Maestro Paráclito, te necesito. Entra en mi mente. Toma mis potencias mentales. Llénalas con tu presencia.  Haz que mis potencias mentales sirvan para glorificarte Dios mio.
Ven Espíritu Santo, toma mi conciencia, llénala de ti. Que mi conciencia sea recta, sea mi mayor beneficio en aras de la santidad.
Ven Espíritu Santo, toma mi memoria. Llénala de Ti. Borra de mi memoria todo lo que me provoca daño, no me deja crecer en santidad. Haz que mi memoria sirva para glorificarte Dios mío en todo momento.
Ven Espíritu Santo, toma mi capacidad de razonar, mi inteligencia, llénala de Ti.  Aumenta mi inteligencia solo para conocer y dar a conocer, solo para amar y dar amar a Tu Santa Palabra, Tu Voluntad Eterna sobre mí, sobre todos.
Ven Espíritu Santo, toma mis ojos… llénalos con tu presencia. Mira con mis ojos. Hazme contemplarte y encontrarte en tus criaturas, en tu creación… en esos detalles pequeños y grandes que llevan el sello de tu bondad, Padre Santo, plasmados en tu Creación…. Que mis ojos, Espíritu Santo vean siempre a Dios en todo y en todos…
Ven Espíritu Santo, toma mi lengua… llénala con tu presencia… conviértela en tu lengua… que siempre, siempre mis palabras lleven la ternura de Dios, la pureza del amor expresada exquisitamente en el momento preciso y necesario. Que mis palabras sean la alegría del Padre Dios. Que mi lengua proclame las maravillas de tu Santa Palabra…
Ven Espíritu Santo, toma mis oídos… llénalos con la capacidad de escuchar los latidos del Corazon de Dios… la voz de Dios en los hermanos más necesitados. Enséname a escuchar con pureza… mi capacidad de escuchar  te glorifique Dios mío en todo momento. ¡Oh Espíritu Santo!!... aleja de mi el escuchar el ruido que lleva al pecado…
Ven Espíritu Santo, apodérate de mi corazón… llénalo con tu presencia, límpialo de toda suciedad, de toda tiniebla. Convierte mi corazón en el cielo de la Santísima Trinidad. Mi corazon cobije la Sagrada Palabra de Dios… se alimente de ella… ¡Oh Espíritu Santo!!... que mi corazon sea un derroche de amor vertido en todo y en todos…
Y así vamos añadiendo según la inspiración llegue. Puede suceder que solo nos quedemos en la primera parte porque el alma se siente invadida por el Espíritu Santo y solo desea silencio… permanecer en silencio y dejarse hacer… dejarse llenar…dejarse llevar por el Espíritu Santo al gusto divino…
No tener miedo… si te gusta la oración hazla con confianza, con la Mater a tu lado… Se puede hacer con la familia… con los niños… La experiencia que he tenido en los diferentes momentos en que hemos presentado esta “dinámica espiritual” de oración ha sido increíble.  Todos han quedado entusiasmados con ella.  A tal punto que me la han solicitado escrita muchas veces. El problema es que no es para llevar rígidamente sino al vuelo de la inspiración. Las palabras pueden cambiar, podemos hacerla mil veces y siempre va a hacer diferente.
Solo les dejo una idea para que aquellos que guste la desarrollen según el soplo del Espíritu Santo.

¡Bendito Sea  Dios!!!

6 comentarios:

aracelis dijo...

HOLA LA VERDAD QUE TIENE USTED UN BLOG MUY EDIFICANTE E INSPIRADOR PARA AQUELLAS PERSONAS QUE AL IGUAL QUE YO NECESITAMOS UNA DIRECCION QUE DE TAL FORMA NO ES DIFICIL ,PERO QUE NO SABEMOS COMO CONDUCIRNOS A LA HORA DE INVOCAR EL SANTO ESPIRITU DE DIOS...MUCHAS GRACIAS Y QUE DIOS CONTINUE LLENADOLA DE SABIDURIA A USTED Y SU FAMILIA. DIOS LE BENDIGA..

Milton Fleita dijo...

La verdad dice cosas buenas lo malo es que esta en el camino de los ídolos y si el ciego guía a otro ciego. lo bueno es que hay un solo mediador entre dios y el hombre jesucristo y el puede perdonarte los pecados y hacer que nazcas de nuevo amen

Maxi Agusti dijo...

Todo bien hasta que nombraste a la virgen maria para mediar, el único es Jesús. Al que conoce al hijo conoce al padre.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hola Maxi Agusti, supongo que esta oración la he tomado de alguien, porque no parece ser mi estilo. Ahora ya no me acuerdo. Pero asumo todo lo que en ella está y se dice.

Respeto tu matización, pero supongo que invitar a María, la Madre a estar a nuestro lado y acompañarnos en la presencia del Espíritu, ella que fue concebida por el Espíritu, para alumbrar al Hijo, no es desmerecer ni suplantar la mediación de Jesús. El Señor es el único mediador y salvador.

Es, simplemente, dejarse acompañar por la criatura más grande de este mundo, después del Hijo, elegida para ser la Madre de Dios. Y, por qué no, pedirle su gracia, para ser humilde como ella. Supongo que el Señor verá complacido la presencia de su Madre.

Marí

Anónimo dijo...

Me gustó mucho y me calmó totalmente, muchísimas gracias y que la Santísima Trinidad y la Reina Madre junto con todos los Ángeles, Santos y Santas, Vírgenes y todos los que no he nombrado bendigan a tu familia y a ti!! ❤❤❣ Bendiciones❣❣❤

albayona dijo...

Me ha gustado mucho. La presencia de Maria orando conmigo también. Lo cierto es que a Jesús, se llega por Maria.