ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 8 de mayo de 2012

HERMOSA ORACIÓN DEL PADRE JAVIER LEOZ





¡A ti, contemplativa/o! (Oración

 puesta en los labios de un monje/a

contemplativo/a).

blogs.periodistadigital



Soy contemplativo,
disfruto con Dios, y no olvido a mis hermanos
Vivo, no encerrado entre cuatro paredes, y sí en la libertad
inmensa e ilimitada que me da la garantía de permanecer junto a Dios.
¿Acaso hay mayor libertad que la vivir en permanente contacto
con la felicidad? 

Soy, contemplativo:
Mis ojos miran hacia el espacio donde habita la Trinidad,
hacia el lugar, donde el amor, hace posible la gran familia de
Dios, hacia el hogar, donde el silencio, es la presencia
más segura del Padre.

Soy, contemplativo:
Y me siento elegido y privilegiado con los mismos defectos
y virtudes como los podéis tener tantos de vosotros
Pero, ante Dios, puede siempre más mi “querer estar con Él”
que las debilidades que llegan a asomar en mi semblante.

Soy, contemplativo:
Y vivo la Iglesia desde la comunión por la oración.
Y siento a la Iglesia en cada oración que, mis labios,
amaneciendo o anocheciendo, desgranan suavemente
para el Creador.

Soy, contemplativo:
Y no lo soy, porque yo lo quiera.
Un día, sin saberlo cómo –aunque sí que recuerdo cuando–
el Señor me quiso para Él. Necesitaba orantes por las necesidades
del mundo, barro que se dejase moldear por el Espíritu,
tela que se prestara a ser bordada por la Palabra de Dios.

Soy, contemplativo:
Y doy gracias a Dios por todo ello.
Porque, en mi oración y, en mi frente a frente, con el Señor,
descubro el don inmenso de la oración.
Porque los días, cuando se vuelcan con Dios,
ya no es tiempo que pasa, son horas que se disfrutan.
Porque los meses, cuando se orientan hacia Dios,
ya no son años que discurren, es poso que deja
su presencia en medio de nosotros. 

Soy, contemplativo
y, necesitada de nuestras oraciones!
En un mundo tan dividido y condicionado por tantas fracturas,
nuestra vida contemplativa es, eso, comunión de hermanos,
nuestra vida contemplativa, es búsqueda de Aquel
al que tanto queremos, nuestra vida contemplativa,
es perdernos en el espacio de un infinito
donde reina eternamente Dios.

Nuestra vida contemplativa, es dejar al pie del sagrario
las escenas que más nos conmueven, y que llegan hasta
nosotros, por el testimonio de tantos hermanos.

Soy contemplativo
Y, por tantas confidencias de Dios,
y, por tanta dicha que vivo a solas con Él,
y, por el trabajo y la vida en comunidad,
hoy, Señor, te digo: ¡gracias por ser contemplativo
de tu amor!
Por ello mismo, amigos que vivís en permanente contacto
y encuentro con Dios, os decimos los que nos valemos,
nutrimos, alimentamos y beneficiamos de vuestros sacrificios,
oraciones y silencios:  

¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ!

Desde la Soledada del Sagrario





No hay comentarios: