ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 28 de mayo de 2012

ABANDONADO A SU ESPÍRITU

Ven Espíritu Santo y lléname con tu amor. Purifícame, renuévame, sáname y ...


Hay momentos de oscuridad, de desgana, de ceguera, y el corazón atenaza los sentimientos, y las palabras quedan encadenadas a la lengua. No sale nada, no se expresa nada, no hay ni ganas de hacerlo. Todo se vuelve oscuro y la voluntad se debilita hasta el punto que se te paraliza el cuerpo y la mente.

Sin embargo, hay todavía una opción, una posibilidad que se hace oración: ¡Dios mío, toma mi alma y sálvala! Me pongo en tus Manos, porque a pesar de mis debilidades y fracasos, sé que Tú, Espíritu de Dios, estás conmigo y presto a recoger mi llamada y protegerme de mis debilidades y limitaciones.

Quiero que me acompañes, pues a pesar mío, Tú me has creado, me amas y me ofreces la salvación eterna. Soy tuyo pese a que me resista a no creerlo, ni a tener plena confianza en Ti. Me repito que no estoy solo. Tú, Señor Jesús, te has ido, pero me has dejado tu Espíritu para que no me pierda. 

Sólo tengo que dejarme guiar, confiar en Él y estar atento a sus consejos e indicaciones. Ahora me encuentro mejor, siento que el ánimo me viene. Me lleno de paciencia y espero, tranquilo y sereno, que el Espíritu Santo me hable y me dirija. Después de todo siento un alivio en mi ser, pues aunque no eludo mis responsabilidades, me tranquiliza y serena el saber que tu, Espíritu Santo, vas conmigo.

1 comentario:

soledad interior dijo...

No se que me pasa, pero gracias sólo gracias.