ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 23 de mayo de 2012

SEÑOR, CUENTAME ENTRE LOS TUYOS

Tenme piedad, Señor, porque me acosan, me persiguen y...

Porque yo quiero ser de tus elegidos, porque yo quiero seguirte, porque yo quiero ponerme en tu súplica al Padre para ser cuidado por Él. No me dejes, Jesús, fuera de los recomendados a tu Padre del Cielo.

Porque estoy cansado de buscar la felicidad en este mundo sin sentido, caduco y perdido. Porque fuera de Ti, Señor Jesús, no hay gozo ni eternidad. Por eso quiero y te suplico que me tengas en cuenta y me recomiendes a tu Padre Bueno ahora que te vas. Sin tus cuidados me perdería y no sabría qué hacer.

Sé que el camino no es fácil. Como Jesús fue y es odiado, yo también tendré que serlo. Percibo que para llegar a la Pascua, antes tendré que pasar, como lo hizo Él, por la Pasión. Antes del domingo está el jueves, el amor, y el viernes, la Pasión, y entonces quedará despejado y limpio el paso hacia la verdadera felicidad: La Pascua de Resurrección.

Por eso quiero dejarme cuidar por los cuidados del Padre, y ponerme a disposición del Espíritu Santo, para en el camino hacia la Casa del Padre poder vencer al mundo que me persigue y tienta. Como Tú, Señor, no somos del mundo, pero nos salvamos en él, y eso solo lo podremos lograr con la ayuda y asistencia del Espíritu Santo. Amén.

1 comentario:

soledad interior dijo...

Porque fuera de Ti, Señor Jesús, no hay gozo ni eternidad. Señor ayudame a confiar en ti, y aprender a olvidarme de mi, gracias muchas gracias.