ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 29 de mayo de 2013

AMAR PARA SOPORTAR LA CRUZ

(Mc 10,32-45)


El amor es sublime, el odio es triste. El amor todo lo puede... No hay dificultad por muy grande que sea, que el amor no la sane. No hay puerta por muy cerrada que esté, que el amor no la abra. No hay distancias por extremas que sean, que el amor no las acorte tendiendo puentes sobre ellas. No hay muro por muy alto que sea, que el amor no lo derrumbre.

No hay pecado por muy grave que sea, que el amor no lo redima. No importa cuan serio sea un problema, cuan desesperada una situación, cuan grande un error, el amor tiene poder para superar todo esto. Quien es capaz de experimentar realmente el amor, puede ser la persona más feliz y más poderosa del mundo.

Amar... siempre... En cada acto, en cada pensamiento, en cada día que amanece, en cada noche que llega, hacer de la vida siempre una canción de amor... (De carta a un cónyuge con dudas).

Y para amar, te necesito Señor. Necesito tu Gracia que me infunda la paciencia, la fortaleza, la constancia, el sosiego, la ilusión, la alegría, la pasión de darme cada día en amor a los demás. Sólo no puedo. Posiblemente lo he intentado y experimento mi fracaso. Mi humanidad se queda pobre, limitada, caduca, y todos mis esfuerzos se vacían pronto. Es la cruz, mi cruz que necesita ser redimida, y sólo en Ti, Señor, puedo encontrar la Gracia del perdón y la llama del amor.

No hay comentarios: