ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 20 de mayo de 2013

NOS SENTIMOS DÉBILES



Sí, esa es la realidad, nos sentimos débiles e incapaces de cumplir la voluntad del Padre. Los peligros que nos acechan amenazan nuestra salvación, y necesitamos encontrar el camino, la verdad y la vida que nos fortalezcan y nos transmitan el espíritu de salvación al que estamos llamados.

No hemos sido creados para la muerte sino nacidos a la vida, esperamos alcanzar la Vida Eterna a la que estamos destinados. Dios, nuestro Padre, nos ha creados para vivir eternamente y gozar de su presencia para siempre. Quedarnos sin esa presencia de Dios significaría la muerte, y eso solo nos puede ocurrir si rechazamos su presencia y mensaje de salvación.

Por ello, necesitamos la oración constantemente para no desfallecer y estar siempre alertas y atentos a la acción del Espíritu. El Espíritu que nos asiste, que nos alerta y nos prepara para la lucha diaria contra los enemigos que nos perturban y nos tientan. La oración y la Eucaristía fortalecida en la Penitencia, serán nuestro diario alimento que nos hará fuertes e invencibles, para lograr alcanzar el camino de salvación.

Envía Señor tu Espíritu y llena nuestros corazones de tu Luz para que seamos fieles a tu Espíritu y nuestros corazones sean renovados de nuevo.

No hay comentarios: