ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 26 de mayo de 2013

¡SEÑOR, ABRE MI CORAZÓN!



Porque de nada me sirve que el Espíritu, enviado por Ti, me guíe hacia la Verdad plena si yo me cierro a su acción y rechazo su asistencia. Lléname de la sabiduría de saber aceptar y abrir mi corazón para recibir tu Palabra en el Espíritu Santo. 

Necesito que mi corazón se haga humilde y excluya toda soberbia y orgullo ante la proclamación de tu Palabra, para que mansamente pueda hacer vivencia en mí tu Amor. Y en tu Amor sea capaz de abrazar y perdonar a todos aquellos que me ofenden, pues yo también necesito tu perdón. Y sé que Tú me perdonas en la medida que yo perdone.

Por eso, Señor, consciente de mi debilidad, te suplico que me fortalezcas en el Espíritu Santo, y me des el don de inteligencia y sabiduría para comprender que Tú sigues ahí, en mi camino, y en el Espíritu me asistes y descubres todo aquello que necesito para recorrer el camino hacia Ti con garantías de victoria. 

Dame la paciencia de soportar y aceptar de buen agrado todo aquello que soliciten de mí, sobre todo aquello que fastidian y estropean mis planes y proyectos. Que sepa discernir bien y olvidarme para darme, porque eso es amor. Porque eso fue tu vida entregada totalmente por nosotros, por amor. En tus Manos, Señor, y en tu Espíritu pongo mi corazón.


No hay comentarios: