ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 13 de mayo de 2013

RESURRECCIÓN, EL FUNDAMENTO DE NUESTRA FE



Esa es la fe que nos sostiene: "Tú has Resucitado y vives entre nosotros", y tus apariciones en estos cincuenta días antes de la venida del Enviado y Defensor nos lo confirma y nos sostiene. Te marchas, pero prometes quedarte entre nosotros. Vivo bajo las especies de pan y vino, para nuestro alimento y sostén.

Y en el Espíritu Santo, señor y dador de vida, de Vida Eterna que nos fortalece y convierte. Con Él arranca la Iglesia, tu Iglesia, Señor, y en ella nos sentimos salvados, protegidos, acompañados, alumbrados, asistidos y alegres. Es el Espíritu quien nos ilumina y nos infunde valentía y fuerzas para amar y vencer en el amor.

Los de Cristo vencemos las dificultades tal y como Él las ha vencido, a pesar de que en nuestra vida también hayamos de pasar por sucesivas muertes y resurrecciones, nunca deseadas pero sí asumidas por el mismo Misterio Pascual de Cristo. ¿Acaso no son “muertes” la pérdida de un amigo, la separación de la persona amada, el fracaso de un proyecto o las limitaciones que experimentamos a causa de nuestra fragilidad humana?

Pero mantenemos la esperanza, y por ello, te damos gracias, Señor, porque tu presencia y tu pasión nos da la victoria de sabernos vencedores de todas las dificultades y sufrimientos que el camino hacia ti nos depara. Por eso también vamos juntos en la Iglesia, porque como Iglesia nos fortalecemos, nos pertrechamos los unos con los otros, nos asistimos y nos amamos. Ese amor nos salva, porque cuando amamos estamos cumpliendo tu Voluntad. Amén.

No hay comentarios: