miércoles, 26 de febrero de 2014

LÍBRAME DEL INDIVIDUALISMO



No es bueno caminar solo, entre otras cosas porque cualquier imprevisto es mejor afrontarlo con compañía. Porque dos o más ven mejor que uno sólo y porque entre varios es más fácil encontrar la verdad y apoyarse en las dificultades. Razones nunca faltarán para aconsejarnos que vale más ir acompañado que sólo.

Sin embargo, la experiencia nos dice que es mejor ir solo que mal acompañado, y hay momentos y circunstancias que se impone atravesar parte del camino en soledad y bien solo. Pero eso no quiere decir que tomaremos la vereda completamente solo, pues eso sí sería malo. Siempre iremos con el Señor y asistidos por el Espíritu Santo, y en esas circunstancias nunca estaremos solos.

Porque lo verdaderamente importante es caminar en el Amor y por el Amor de Dios, aunque en algunos momentos vayamos por caminos diferentes o paralelos, pero siempre en la misma actitud y según la Voluntad de nuestro Padre Dios. Siendo así llegaremos a encontrarnos en el definitivo camino que nos conduce a todos a la Casa del Padre.

Danos Señor la sabiduría de caminar por tus caminos aunque nos separemos unos de otros, porque lo único importante es que todos nos dirijamos hacia Ti y en Ti nos unamos.

1 comentario:

Marian dijo...

Que bueno es unirnos en oración
Salvador.¡Done dos o tres estén
reunidos en mi nombre...
Me he dado cuenta ahora de este
espacio maravilloso.¡Enhorabuena! Un abrazo.