ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 12 de junio de 2012

SI NO SOY LUZ NI SAL...


Es que mi corazón no deja entrar al Espíritu Santo, y, por lo tanto, no irradia su Luz ni su Verdad. Porque Jesús nos lo dijo, y su Palabra siempre se cumple. Algo falla en mí que no permite que el Espíritu Santo haga su obra en mí, porque esa es su misión y para eso ha sido enviado.

Ser sal y luz yo sólo no puedo, porque la luz no está en mí, me viene de Dios, mi Padre, a través de Jesús, mi Redentor. Y quien me acompaña guiándome con esa Luz es el Espíritu Santo, quién me asiste, me aconseja, me ilumina, me fortaleza y me infunde sabiduría.

Solo en Él puedo llevar a cabo la obra que Dios, mi Padre, quiere en mí. Por eso, si esa obra no la realizo es porque estoy fiándome de mis fuerzas y haciendo mis proyectos, y no los de Dios. Debo, pues, replantearme esos interrogantes y reflexionarlo en presencia del Espíritu.

¡Padre!, ¿qué ocurre en mí? ¿Acaso pretendo, incluso sin darme cuenta, hacer lo que yo creo, y no dejo actuar en el Espíritu en mí? ¿O por el contrario busco que Tú Voluntad coincida con la mía, y cuando no es así, me rebelo?

¡Padre!, te pido luz y sabiduría para dejarme llevar por la acción del Espíritu, y ser lo suficientemente humilde para dejar pasar tu Luz, por tu Gracia, a través de mi ser opaco, pequeño e inútil. Amén.

No hay comentarios: