ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

lunes, 10 de septiembre de 2012

TENGO UNA LOSA SOBRE MÍ...

 - Mándame ir a Ti y no premias que jamás me aparte de tu...
y no puedo quitármela de encima. Es la loza de mi cultura, la que me ha tocado vivir. Tiene mucho peso, pues abundan las costumbres, las raíces, las leyes, los criterios y la forma de entender la vida. Lucho contra ella, pero es muy poderosa y arrastra todo su peso contra mí que me ahoga y me paraliza.

A veces intento revelarme pero al final termino vencido, agotado, desanimado, sin voluntad, contagiado y hasta confundido. ¿Dónde buscar fuerza y luz? Porque incluso sabiendo que debo renacer de nuevo, me encuentro sin voluntad, sin fuerzas para levantarme, para proclamar que hay otra forma de ver las cosas, de entenderla y de vivirlas.

También me encuentro solo, sin apoyos que me ayuden a reforzar mis criterios. Todos me miran, me toman por loco y hasta por pesados. Incluso dentro de mis mismos grupos no me entienden. Consideran que soy un pesado cuando les invito y provoco su acercamiento a Jesús.

Te doy gracias, Dios mío, porque también están los que me animan, y aunque son menos, están ahí y me sirven de apoyo y de ánimo. Cada encuentro es una gracia especial y extraordinaria para aumentar y reforzar esa fuerza y voluntad que necesitamos para subsistir en esta cultura del ocio, de la embriaguez, del sexo, de lo relativo, de la verdad según cada cual, de...

Se hace vital y necesario juntarnos, vernos, compartir, reforzarnos, ayudarnos, vivir injertados en Ti y juntos poder darnos la oportunidad de servirnos, es decir, amarnos. Y "El II Encuentro de Blogueros" a celebrar del 5 al 7 de octubre en Santander es una nueva oportunidad donde, al derredor de Jesús, podemos esforzarnos en, amándonos, testimoniarle nuestro amor a Él.

Por eso quedas, no sólo invitado, sino animado a hacerte presente, a participar de forma activa y física. Y si no puede ser así, únete espiritualmente porque tus oraciones y unión espiritual nos son muy necesarias. Amén.

1 comentario:

La Iglesia es Santa y Católica dijo...

Sólo Dios sabe cuántas veces me ha sucedido a mí, la tristeza, pero tristeza de no amar a Dios como corresponde, a lo que me lleva a mi vanidad. Pero el Señor siepre está a nuestro lado, y la Santísima Madre de Dios.

Cuántas veces me he hecho pesado con otras personas, y cuánta paciencia han tenido, tienen conmigo, porque aman a Dios, los llevan en su corazón.

Muchas veces no sé qué temas escribir, por el cansancio, la vista debilitada, los dolores de la enfermedad, son tantas cosas que sucede nuestra vida... pero ahí está el Señor, muy cerca de nosotros, no nos deja en nuestra soledad.

También me ha ayudado la meditación de las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo.

Y ya, los cercanos días de octubre en el II Encuentro con los Blogueros con el Papa, ha habido momentos, si voy, no voy, si voy o no, pero gracias a Dios que la decisión ya está tomada, y el Señor parece que quiere que vaya, y una invitación a ir, ya que todos estaremos alrededor de Nuestro Señor Jesucristo. Los viajes largos.

Ahora bien, los que podemos, no tenemos porqué sujetarnos con la tristeza, tenemos mucho tiempo al día, para la oración y meditación. Y entonces, ¿qué es la soledad? Sentimos que Cristo está a nuesto lado, cuando oramos, y acudiendo a la Madre de Dios, el tentador tiene la necesidad de huír a gran velocidad, puesto que Jesús y María Santísima alejará de nosotros, toda clase de preocupaciones y tristeza, cuando nos descuidamos, volvemos a parecer que estamos en la soledad.

Yo busco esa soledad, el silencio, el recogimiento, la oración constante, pues quiero aprender a meditar y a orar sin las imperfecciones actuales, que son muchas y graves. Pero no hay nada imposible para Dios.