ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 7 de julio de 2013

NO SOPORTO LA DUREZA NI LA SOLEDAD DEL CAMINO



Se me hace pesado, duro, difícil, solitario... Las piernas se me paralizan y me pesan como si dos columnas de hierro se trataran. El cansancio me nubla la vista y el corazón amenaza con pararse. Mis labios están a punto de proclamar: ¡Basta, aquí me quedo! 

¿Qué hacer? ¿Dónde te escondes Señor? Tú me has enviado, y ya se me empieza a olvidar tus Palabras de envío. El cansancio me puede y mis piernas desfallecen. Sin embargo, mis últimas palabras claman tu misericordia y suplican tu auxilio. Dame las fuerzas para levantarme y seguir el camino.

A pesar de mi agonía, quiero y me empeño en confiar en Ti. Tú no puedes fallar. Tu Palabra siempre se cumple. Tú tienes Palabra de Vida Eterna. ¡Lléname de paz, Señor, y repone mis fuerzas para emprender de nuevo la marcha hasta donde Tú me has señalado! En Ti y por Ti puedo acabar mi recorrido y cumplir tu Voluntad. Da respuesta a todos mis interrogantes, mis dudas e incertidumbre. Fortalece mi fe y aumenta mi confianza.

¡Señor!, no tengo a dónde ir. Tú eres mi Camino, mi Verdad y mi Vida. Hazte presente en mi vida y apodérate de ella. Quitame mi libertad y hazla tuya, pues estando en Ti soy verdaderamente libre.

No hay comentarios: