ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

martes, 2 de julio de 2013

¡LÍBRAME DE MIS MIEDOS, SEÑOR!



Nadie puede escapar a los miedos. Sentimos miedos y malo sería no sentirlo, porque cometeríamos muchas imprudencias. Los miedos, de alguna forma, regulan nuestras imprudencias y nos protegen de muchos peligros y disparates que nos harían mucho daño. Pero también, los miedos pueden inhibirnos y lograr que no cumplamos con nuestro deber y hasta maniatarnos hasta el punto de anularnos.

Y a esos miedos me refiero, a eso miedos, Señor, que me alejan de Ti. A esos miedos que paralizan mi lengua y mis labios e impiden proclamarte y anunciarte a los cuatro vientos. A esos miedos que me retienen y me prohiben comprometerme e implicarme en buscar tu Reino y Justicia. A esos miedos que coartan mi libertad y me esclavizan alienándome con los criterios del mundo que no son los tuyos.

Líbrame Señor de esos miedos que no te anuncian y esconden tu Rostro. Líbrame Señor de esos miedos que permiten la muerte de muchos niños nacidos en el vientre de sus madres. Líbrame Señor de no levantar mi mano cuando te insultan, cuando te ofenden o cuando hay un hijo tuyo desamparado, mal tratado o abandonado y se le deja marginado. Líbrame Señor de pasar indiferente ante los excluidos, explotados, desahuciados y pobres.

Líbrame Señor de todos esos miedos que me impiden amarte como Tú me amas.

No hay comentarios: