ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

miércoles, 21 de agosto de 2013

PERDONA MI OSADÍA



Déjame recoger las migajas que caen de tu mesa, Señor. No merezco otra cosa. Recuerdos las palabras de aquella mujer cananea: "También los perros, como yo, tienen derecho a recoger las migajas que caen de la mesa de sus amos", que Tú habías reprendido. Y te admiró la fe de esa mujer, y tu Misericordia la inundó y la colmó de gozo y salud.

Yo también quiero ser inundado de tu Amor, y salvado en tu Justicia, porque Tú eres un Padre Bueno, que das a cada uno lo suyo gratuitamente y por Amor. Dame la paciencia de saber esperar tu llamada y estar atento en la plaza de mi corazón a que me convoques al trabajo de tu Viña.

Perdona mi atrevimiento y mi osadía. Acepto tu salario, lo que tu Infinita Misericordia considera a bien darme. Todo es tuyo Señor, y todo lo recibido es Gracia de tu Bondad Infinita. Dame la sabiduría de estar presto a tu llamada y acudir a tu solicitud de trabajo. Me conformo con lo estipulado para mi paga.

Tú, Señor, eres un Amo justo y misericordioso, y lo que decidas pagarme es lo convenido. Tú nunca defraudas ni sometes, ni explotas, ni das lo que no es merecido. Por eso, Señor, te pido la Gracia de tu Amor Infinito para saber siempre responder a tu generosidad y llamada.

Quiero ser uno de los convocados a trabajar en tu Viña, y quiero estar en el lugar que Tú decidas para mí. Estoy atento a la hora que quieras llamarme y el salario que quieras darme. Sé que Tú Palabra es Palabra de Vida Eterna, y en ella confío y me apoyo.

No hay comentarios: