ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

domingo, 29 de septiembre de 2013

LÍBERAME DE MIS RIQUEZAS



No se trata simplemente de tener bienes y riquezas, sino de tener un corazón cerrado, egoísta y ambicioso. Jesús tuvo amigos ricos, (Lázaro, José Arimatea, Zaqueo...) y no les reprendió por el hecho de serlo, al contrario mantuvo gran amistad con ellos. Se trata de tener un corazón abierto, generoso y solidario con aquellos que pueden necesitar tu ayuda, y que también la aceptan.

Se trata de ser misericordioso y disponer de tus riquezas, tanto materiales como intelectuales e espirituales en servicio de los demás. Me atrevería a decir también, tu talento bloguero para llegar a los demás y darle ese apoyo, por la Gracia de Dios, que necesitan para levantarse. También puede ser una riqueza que tengas ahí escondida o guardada sin querer compartirla.

Tus riquezas y capacidades de oración, de hacer comunidad, de hacerte presente entre los amigos, de participar y contribuir a que cada día haya menos pobres de espíritu de Dios y también del pan que necesitamos para vivir. Porque en Él todos somos ricos y compartimos según nuestras necesidades.

Pidamos al Padre que nos dé un corazón más solidario, más generoso, pero sobre todo más misericordioso, porque primero se trata de pararnos, ver que le puede hacer falta al hermano, y luego darle lo que le pueda ayudar. El buen samaritano nos marca el camino, y eso queremos pedirte Padre, que nos dé un corazón como el de aquel samaritano.

No hay comentarios: