ÚLTIMAS REFLEXIONES

UN RINCÓN PARA ORAR

↑ Grab this Headline Animator

UN ROSARIO CADA VIERNES

Cada viernes, hora peninsular 09:00, en Canarias a las 08:00, y en cualquier otra parte del mundo la que mejor puedan elegir, nos unimos en el rezo del Rosario (VER AQUÍ) por la unidad de todos los creyentes, por la familia natural, hombre - mujer, por la vida y por la libertad de educación de los hijos.

Desde tu casa, online, desde tu trabajo, desde tu hospital y enfermedad, desde myfeeling, desde todas los colectivos y asociaciones, desde donde quieras que estés, tú también puedes unirte en este clamor al Padre, unidos a María Santisíma, para que el Espíritu Santo nos dé la capacidad y la luz de salvaguardar la vida y los valores morales y naturales que la dignidad de las personas hemos recibido de nuestro Padre Dios

jueves, 5 de septiembre de 2013

¿QUÉ HABLARÍA JESUS?



Hoy el Evangelio empieza diciendo: En aquel tiempo, estaba Jesús a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre.

Y yo me pregunto: ¿Qué habría dicho Jesús? Porque todo lo que enseñaba era escuchado con mucha atención y entusiasmo. Su autoridad y sabiduría maravillaba, y su Palabra era Palabra de Vida Eterna. Por eso, hoy quiero pedirte Señor Jesús, que me enseñes a vivir y cumplir la Voluntad del Padre. Esa Voluntad que Tú has vivido y realizado según Él.

Y esa Voluntad que nos has enseñado para que nosotros también hagamos como Tú. En el Padre nuestro nos lo has descrito muy bien, pero también nos has dado una medida, la misma con la que nosotros vivamos y hagamos con nuestros semejantes. Por eso, Señor, se nos hace el camino muy duro e imposible realizarlo solos. Necesitamos tu Gracia, porque sin Ti nada podemos hacer.

Danos Señor la Gracia de saber y tener la fuerza necesaria de elegir, como Pedro y los demás apóstoles, el camino del verdadero Tesoro que Tú nos trazas cada día.

1 comentario:

MARISELA PEREZ dijo...

La verdad es que me hubiese gustado que pudiéramos saber exactamente qué dijo Jesús de tantas cosas...Es que los Evangelios se escribieron muy lejos de los días en que Él habitaba entre nosotros y es una lástima.